Dientes negros en niños, ¿a qué se deben?

Primera visita gratuita

razones principales por las que los niños pueden tener los dientes negros.

Caries

La razón más común de ese ennegrecimiento dentario es la presencia de una caries. Cuando las bacterias se alimentan de los restos de alimentos en la boca, producen ácido que descomponen el esmalte dental. A medida que la lesión cariosa va avanzando, se manifiesta mediante manchas marrones o negras en el diente infectado. Si no se trata, puede extenderse, afectando a la estructura interna del diente y ocasionando una decoloración más prominente.

Traumatismo dental

Otro de los factores de riesgo son los traumatismos. Lo cierto es que los más peques son especialmente propensos a las caídas; sobre todo, mientras juegan. Si un niño sufre un golpe en un diente, este puede llegar a cambiar de color. En algunos casos, se podría volver grisáceo u oscurecerse debido a un sangrado interno o a la muerte del tejido pulpar. Aunque este cambio de color puede ser meramente estético, es imprescindible que un dentista lo evalúe para garantizar que no haya daños más profundos.

Ingesta excesiva de flúor

El flúor es esencial para fortalecer el esmalte dental y prevenir las caries. Sin embargo, un consumo excesivo durante el desarrollo temprano de los dientes puede llevar a una afección conocida como fluorosis. Se trata de una anomalía que se manifiesta con manchas blancas o marrones en los dientes, pese a que, en los casos más severos, pueden ser de un color más oscuro o, incluso, negro. Es de vital importancia moderar y controlar las cantidades de flúor.

Ciertos medicamentos

Determinados fármacos, particularmente los antibióticos como la tetraciclina, pueden causar la decoloración de los dientes. Sobre todo, si se administran a niños en etapas clave para el desarrollo bucodental. Se trata de situaciones muy aisladas; no obstante, es indispensable estar informado y consultarlo con el odontopediatra, explicándole todos los detalles sobre la medicación que esté tomando el paciente infantil.

Algunas patologías

Por otro lado, existen varias enfermedades o condiciones médicas, como la porfiria, que también pueden llegar a mostrarse a través de decoloraciones dentales. A pesar de que es una causa muy poco común, siempre es recomendable descartarla.

Hábitos alimenticios

Como ya sabes, la prevención comienza en casa. Y es que los alimentos que consumen los niños pueden llegar a cambiar el color de sus dientes. Ciertas frutas, algunos dulces, refrescos… pueden manchar el esmalte dental. Aunque los niños generalmente no consumen café o té, debes saber que estas bebidas tienden a oscurecer las piezas dentales.

Deficiente higiene oral

Llevar a cabo una rutina de higiene bucodental minuciosa es la piedra angular a la hora de lucir unos dientes blancos y resplandecientes. En cambio, un cepillado inadecuado o infrecuente seguramente ocasione un problema de acumulación de placa bacteriana. Y, por ende, los dientes podrán mancharse o decolorarse. En resumen, si tu hijo tiene algún diente oscurecido, debes acudir a un dentista infantil especializado para que pueda diagnosticar y tratar el problema. Recuerda que los cuidados preventivos, la higiene oral y las revisiones con el odontopediatra son las mejores herramientas para mantener la sonrisa de los más pequeños en perfecto estado. En Clínica Infinity Dental disponemos de un equipo de especialistas en odontopediatría que se encargará de velar por la salud bucodental de tus hijos a través de un trato cercano y empático. Además, no olvides que contamos con diferentes planes de financiación a tu medida para que puedas realizarte el tratamiento que desees o necesites sin tener que preocuparte por tu economía. Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental en San Sebastián de los Reyes. ¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! No te olvides de participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.]]>